Rss Feed

Blog de Carlos Goga

Mi caminar: senderos de amor

10/04/2016 | | crisis, experiencias | No hay comentarios

El nuevo camino de vida que estoy recorriendo, y que me cuesta mucho distinguir dónde y cuándo empezó, se me ha presentado abundante de sorpresas y momentos de plenitud inimaginables.

Todo lo que hoy ofrezco de manera simple será algún día un nuevo libro. Son muchas las peticiones que recibo para que escriba y comparta mi trayectoria y ofrezca cuál ha sido mi evolución personal y profesional. La mayoría provienen de personas que conocen algunos de estos episodios y que han disfrutado, desde la sorpresa, de mis historias y experiencias. El libro, si llega, se llamará “Mi caminar; senderos de amor”. El título responde a mi voluntad de cerrar una trilogía que ya tiene dos partes: “Mi caminar: recuerdos de peregrino” y “Mi caminar: pasos de libertad”.

Pero confieso que aunque tengo partes bien recogidas en un primer borrador, no estoy comprometido con su escritura. El miedo me paraliza. Me asustan sus consecuencias. Mi trayectoria incluye sombras y torpezas, muchas, situaciones que quizás, una vez expuestas, puedan confundir, ofender y hacer daño a personas que siguen en mi vida y a las que nada difícil les deseo.

Sin embargo, de manera reflexiva, rememoro algunos de sus episodios con la voluntad de empezar a superar miedos. Mi historia personal me demanda entrar en contacto con la legitimidad más íntima, con ese permiso interior que necesito otorgarme para seguir en este camino y no tirar la toalla. Los mismos miedos a los que me enfrento cuando tengo que pedir allí donde no sé si me van a escuchar. Los mismos miedos que me habitan cuando entro en la debilidad de ser y que hacen que me aisle y me retire del vivir.

Aunque no es sólo es. También creo que ayuda ofrecerme de manera transparente aunque sólo sea en el índice. Muchas veces, lo reconozco bien, son otros los que reclaman conocer más, conocer mejor, saber qué hay detrás para poder poner en contexto y evaluar mis propuestas y planteamientos. Y a veces, creo, también para entender su relación conmigo. Y entiendo que un CV convencional no basta.

Así que allá voy. En modo lista, enumero los episodios principales de este nuevo camino:

  • puesta en marcha de este blog;
  • cuatro recorridos diferentes del Camino de Santiago (el francés, el aragonés, el primitivo y la Vía de la Plata);
  • escritura de mi primer libro “Mi caminar: recuerdos de peregrino”;
  • seis años de exploración de propuestas alternativas de técnicas y prácticas de meditación, relajación y terapia;
  • inmersión de 9 meses en el taller vivencial El Hombre Libre y la Sexualidad (de Michel Riu);
  • escritura de mi tercer libro “Mi caminar: pasos de libertad”;
  • seis años de práctica de yoga kundalini;
  • cinco años de práctica de una sexualidad consciente (incluyendo mi contribución como asistente de Sexualidad Alquímica de Carmen García-Enguita y Michel Riu durante los últimos tres años);
  • cinco años de viajes de vacaciones sin ningún plan, sólo con un origen y un medio de transporte;
  • cuatro años de huelga mediática, sin televisión, sin radio, sin libros;
  • dos años de dieta vegetariana;
  • primera versión de mi modelo de trabajo profesional ofrecida bajo el nombre de “El Arte de Emprender en el siglo XXI”;
  • estudio en profundidad de las propuestas de effectuation.org;
  • segunda versión de mi modelo de trabajo profesional ofrecida bajo el nombre “Introducción al Liderazgo Innovador”;
  • clases y charlas a lo largo y ancho de toda España ante innumerables (cientos o miles?) de empresarios, directivos y estudiantes;
  • sesiones de entrenamiento de más de 100 empresarios emprendedores diferentes;
  • haber montado experimentalmente una escuela (“The App School”), una incubadora (“Startwith_US”)  y haber participado en el diseño de otra (“SlowSchool”)
  • servicio desinteresado de 40 días en un colegio internado de acogida de niños y niñas considerados problemáticos y de pocos recursos;
  • involucración ligera en los principales movimientos económicos alternativos: economía del bien común, economía colaborativa, economía del decrecimiento, y economía social y solidaria.
  • participación activa y exploratoria en los movimientos de regeración social y política (15-M, Democracia Real Ya, Podemos);
  • participación activa y comprometida con la economía colaborativa (BlaBlaCar, aMovens, coachsurfing, AirBnB), la economía de la generosidad (ofrecer abiertamente, sin esperar, y abriéndome a recibir) y la economía circular (reciclado y segunda mano);
  • relectura del Nuevo Testamento;
  • visita activa y exploratoria de movimientos de estilo de vida alternativo (comunidad cristiana y ecoaldeas);
  • escritura de mi cuarto libro y primera novela #lovetopía. El Nuevo Mundo que Llevamos en Nuestro Corazón;
  • decenas de entrevistas para radio, televisión y prensa evangelizando sobre mis propuestas;
  • lectura de innumerables libros y artículos sobre la sociedad, la innovación y el comportamiento humano (incluyendo sus extremos);
  • dirección de sesiones de meditación activa y prácticas en la naturaleza para grupos de adultos;
  • tercera versión de mi modelo de trabajo profesional ofrecida bajo el nombre de “Emprender desde el corazón”;
  • estudio en profundidad de la obra de Otto Scharmer en el Presencing Institute del MIT (participación activa en el primer U-Lab: Transforming Business, Society and the Self; y estudio de la trilogía Presence, Theory U y Leading from the Emerging Future);
  • estudio en profundidad de la obra de Charles Eisenstein (la trilogía The Ascent of Humanity, Sacred Economics y The More Beautiful Word Our Hearts Know is Possible);

Además, y quizás esta es la parte más escondida, menos conocida, en 2011 elegí un giro radical en mi estilo de vida. Tal fue mi determinación, que adopté un nuevo nombre (elegido por mi) e hice míos tres principios de ser que, con el tiempo, me han permitido experimentar una manera de vivir y sentir diferente:

  1. anteponer el corazón y el amor en todas mis decisiones personales y profesionales, dejando en un segundo plano a la razón y el dinero;
  2. buscar el disfrute en necesitar poco y abandonar el convencionalismo de tener mucho;
  3. redefinir y practicar una relación diferente con la energía femenina y con la mujer (incluyendo un celibato sexual de 1 año).

Este camino mío, sin duda alguna, ha estado y sigue estando salpicado por momentos de fuerte crisis y confusión. Y según lo escribo, me corrijo diciendo que algunos de estos “momentos” no han sido momentos, sino más bien “largos períodos”. Incluso no descarto estar en este momento de mi vida en uno de ellos. Pero admito que me he familiarizado con la crisis y que, aunque a veces lo olvido, las considero simple y llanamente uno paso más en el transitar, un período de cambio desde el que reflexionar y buscar nuevas fuerzas, nuevas alternativas para seguir. Una oportunidad para dejar y abandonar aquéllo que me limita, y buscar y abrazar aquéllo que intuyo me puede ayudar a seguir caminando.

En cualquier caso, sigo estando en el camino y sigo caminando. No tengo un destino cierto. Aunque disfruto de la ayuda de una brújula interior que me marca dirección. Y no hablo de mi misión profesional; esa es sólo una manifestación de algo más amplio, lo que entiendo como mi “intención de vida” como hombre. La primera vez que la verbalicé me resulto tan fácil como espontánea: “liderar para facilitar el cambio”. El contexto, bien que lo recuerdo, exigía gritarla en voz alta, con fuerza, ante un grupo de hombres en medio del bosque y con una fuego sagrado delante. La última vez que me encontré con la necesidad de reformularla, para sorpresa (e incomodidad) mía, en un contexto absolutamente diferente pero igual de mágico, se me manifestó también fácil y espontánea, aunque diferente en matices que me llegaron relevantes: “intermediar para evitar la destrucción”.

Hoy, nuevamente, acabo pidiendo que los caminos del corazón, y las intenciones del corazón, me lleven a buen puerto. Y si cabe pedir un poco más, que nos encontremos en los cruces de caminos y que podamos elegir, si así lo convenimos, caminar juntos.

Etiquetas: cambio, corazón, crisis

Comentar

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
show
 
close