Rss Feed

Blog de Carlos Goga

¿En qué consiste un taller de sexualidad sagrada y consciente?

17/08/2015 | | bliss-u, cambio, sexualidad | 3 Comentarios

De nuevo, regreso de uno de nuestros cursos de iniciación a la sexualidad sagrada y consciente. En total, nos hemos reunido 41 adultos, 18 hombres y 23 mujeres, durante 7 días en el sur de Francia, en una hermosa villa rural que responde al nombre de Peyre-Picade. Tan sólo 5 parejas. El resto, simplemente personas con inquietud por su sexualidad y ganas de experimentar. Todas las edades y todas las situaciones. Un maravilloso ejemplo de lo que individualmente y colectivamente creemos ser.

De nuevo, regreso a casa, a este mundo en el que vivimos, y me encuentro con la curiosidad de muchos, ellos y ellas, que me preguntan sobre qué hacemos y en qué consiste esto de la sexualidad sagrada y consciente. Y yo me encuentro con el dilema de si compartir de manera explícita, desvelando detalles de las actividades que ocupan nuestro tiempo y nos conducen por un camino de inimaginable belleza y consciencia. O si compartir de manera conceptual, ofreciendo un simple entender desde fuera, pero respetando el efecto sorpresa y asombro que tanto contribuye a la experiencia real. Por aquello de que quizás, ojalá, algún día quien me pregunta convenga en iniciar también este camino de descubrimiento, belleza y amor.

Y de nuevo, elijo ofrecer la segunda vía, describir el envoltorio conceptual que marca el camino, el continente, y permitir que lo íntimo siga íntimo y que las sorpresas alumbren la experiencia de aquéllos que decidan seguir nuestros pasos.

Nuestra principal ocupación durante el taller es evolucionar los puntos de vista y diluir las creencias limitantes que, sin nosotros haberlo elegido, definen lo que entendemos por sexualidad y condicionan nuestra práctica sexual.

De alguna manera, muchos vivimos bajo el sentir de que la sexualidad es algo oscuro y pecaminoso. Sin duda, herencia directa de nuestra tradición católica. Oscuro porque de la sexualidad no se habla. Oscuro porque mejor sin luz o con poca luz que no diferente. Pecaminoso porque te salen granos o te quedas ciego si te masturbas. Pecaminoso porque la madre de Dios es inmaculada y el resto no. Pecaminoso porque hay que limitar la práctica sexual a las relaciones dentro del matrimonio (o la pareja estable) y a la intención reproductiva y el resto es pecado.

De otra manera, también vivimos bajo el sentir de que la sexualidad es genital y orgásmica. Por aquí, claramente, nos llega el reflujo de la pornografía y la educación a pie de calle. Genital porque se trata de masturbarse o de penetrar. Genital porque es pene con vagina y vagina con pene. Genital porque es clítoris y más clítoris. O genital porque es pene con clítoris con cualquier orificio corporal de la mujer. Orgásmica porque se trata de excitarse y eyacular. Orgásmica porque hay que conseguir el orgasmo. Orgásmica porque mejor si los orgasmos son sincronizados. Orgásmica porque cuando llega el orgasmo todo se acaba. A no ser que se produzca la ansiada recuperación y, entonces, a empezar de nuevo con la estimulación genital.

De alguna otra manera más, creemos que la sexualidad sólo construye placer a costa de movimientos que agotan y de energías que se pierden. Más pornografía y educación de calle. Placer como objetivo. Placer como medición de satisfacción. Placer como quehacer del buen amante. Placer como recompensa. Y movimientos de golpeteo, del tipo plas plas plas. Movimientos que cansan y agotan. Orgasmos que nos dejan rendidos y vacíos de energía, preparados para dormir, indiferentes al otro, cuando no rendidos ante un sueño que queremos entender como reparador.

Todo esto es lo que nos ocupamos de desmontar, de diluir, con un sinfín de actividades y propuestas.

Creamos coreografías que permitan vivenciar que la sexualidad es luminosa porque se puede hablar abiertamente de ella, porque corresponde a lo más básico de la vida, que es vida de día y de noche, y porque se la puede mirar directamente a los ojos, sin vergüenzas ni complejos.

Creamos situaciones que permiten vivenciar que no hay nada más sagrado ni divino en nuestro mundo que la práctica sexual consciente, donde los hombres reconocen diosas a las mujeres, las mujeres reconocen dioses a los hombres y donde el encuentro sexual se reviste de un sentir cierto de sagrado y divino.

Creamos experiencias que permiten asombrarse ante una intensidad sexual desconocida donde los genitales no son protagonistas y si lo es el cuerpo entero, de la cabeza a los pies. Y que sólo cuando el cuerpo disfruta plenamente de lo sexual, sin distinción de partes, es entonces cuando los genitales potencian la experiencia y la intimidad para elevarla a un nivel nuevo, inimaginable para la mayoría que aún no ha descubierto mejor.

Creamos momentos que permiten descubrir que no hay objetivo en la sexualidad, que está bien si hay orgasmo y está bien sino lo hay, que la intensidad está en vivir la sexualidad sin la preocupación y la tensión por llegar o no llegar o llegar juntos o llegar separados. Y que cuando se abandona la intención del orgasmo, nuestra perfección de seres humanos y divinos nos recompensa con múltiples orgasmos, dulces y placenteros y reconfortantes.

Creamos dinámicas que ayudan a entender que la sexualidad es un camino de salud, con la capacidad de sanar heridas de cuerpo y de alma, y de rejuvenecer los cuerpos más cansados, arrugados y secos. Y que la sexualidad puede aumentar nuestro nivel de consciencia individual y colectiva, y con entrega, acercarnos a un sentir más claro y enriquecedor de quiénes somos y porqué estamos aquí.

Creamos actividades que construyen fuerza y energía desde la actividad sexual, que no desgastan sino revitalizan, que no cansan sino que recargan, que no consumen sino nutren.

Y este proceso de creación, maestralmente diseñado, orquestado y dirigido por Carmen y Michel, lo disfrutamos en un entorno de naturaleza abundante donde el juicio y el cinismo no están presentes, hablando de las polaridades energéticas que nos habitan (femenino yin y masculino yang) y que nos permiten una mejor relación con uno mismo y con el otro, buscando integrar los conceptos de presencia y apertura, de practicar la contención y la irradiación, de desbloquear aquello que limita e incomoda y de magnificar aquello que amplifica y reconforta.

Si, quizás escribir y compartir sólo el envoltorio, el continente, aparente insuficiente. Pero si hubieseis estado una vez más allí, como lo hicieron los hombres y mujeres que nos han acompañado durante estos 7 días, sé que elegiríais no saber más y disfrutar de la sorpresa que asombra y de un mental aparcado que cuando anda libre insiste en crear expectativas donde nada conoce.

Cierro los ojos, recupero la belleza divina de algunos de los momentos vividos, respiro las reacciones de muchos de los participantes, visualizo sus caras, sus cuerpos y sus movimientos… sólo me cabe sonreir de satisfacción, de felicidad y de esperanza. Porque sé que a partir de hoy son 40 las mujeres y hombres que han regresado a sus vidas convencidos de que son hermosos y que conocen su hermosura, de que portan la divinidad consigo y que poco a poco compartirán con sus allegados, conocidos y desconocidos, una nueva sexualidad, una sexualidad que entendemos como consciente y sagrada y que porta la hermosura del vivir, del compartir y de amar incondicionalmente.

Etiquetas: amar, cambio, sexualidad

3 Comentarios

Josune Martin Izaola  on agosto 21st, 2015

Me aventure hace muchos años en esa experiencia como muyer madura que soy,con ojos abiertos por descubrir mi gozo y han pasado años donde Carmen es una referente en mi viday me sigo acordando de aquel primer encuentro donde los dos me enseñaron a seguir en este camino,hace ya
Mas de 15 años.un abrazo

Eva  on julio 1st, 2016

Fantástico artículo donde describes con máxima sensibilidad la experiencia del cuerpo y del alma a la q nos invitan Carmen y Michel. Gracias por compartir tu don, poniendo palabras mágicas donde otros sólo llegamos al suspiro. Un abrazo

#lovetopía y el tabú de lo femenino, el desnudo y el sexo « Bliss-U « Blog de Carlos Goga  on marzo 26th, 2017

[...] lo mejor de mi experiencia, una experiencia que incluye estar al servicio de hombres y mujeres en talleres de sexualidad consciente, para descubrir, cultivar e integrar esa nueva mirada. Elegir adentrarse en la novela es atreverse [...]

Comentar

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
show
 
close