Rss Feed

Blog de Carlos Goga

Sobre el futuro del trabajo, Joaquín Nieto y el programa #ObjetivoTecnoRevolucion

22/06/2017 | | clase creativa, economía colaborativa, otra economía | 2 Comentarios

Esta mañana he visitado a Joaquín Nieto, director de la Oficina (Diplomática) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España. Conocí a Joaquín en el programa de El Objetivo de Ana Pastor de la Sexta que presentaron como #ObjetivoTecnoRevolucion. Mis impresiones sobre mi experiencia en el programa, 24 horas después, las recogí en este post.

Los dos, Joaquín y yo, acudimos como invitados. Lo que escuché de sus aportaciones al programa, y su manera amable de intervenir, me gustó mucho y  le propuse conocer mejor, saber más y poder profundizar. Muy amablemente, Joaquín accedió. Esta mañana ha resultado ser el día elegido. Nos hemos reunido en sus oficinas y nos hemos entregado a la conversación, esta vez sin cámaras y sin límites de tiempo. Aunque no ha sido del todo así. Nos hemos sentado con un café delante a las 11:30 y, tres horas después, pasadas las 14:30, mi alarma ha sonado avisándome de que mi AVE a Valencia empezaba a calentar motoros. Así que he sido yo (¡¡Lo siento, Joaquín!! ¡¡Gracias, Joaquín!!) quien ha precipitado el fin de la conversación. Hemos fluído y fluído en un baile de anécdotas y puntos de vista que, al menos este es mi sentir todavía, me ha dejado rebosante de admiración y esperanza.

A continuación transcribo algunos de los temas que hemos abordado para mantenerlos vivos y, cómo no, para ofrecerlos como reflexión abierta para quien elija recoger el testigo y seguir elaborando sobre algo tan central y fundamental para nuestro modelo económico y social como es EL FUTURO DEL TRABAJO, o EL TRABAJO Y SU FUTURO.

Sobre la OIT y su rol como facilitador del cambio

  • La OIT, en tanto que agencia de la ONU, está centralmente comprometida con los objetivos del milenio y entiende el “trabajo decente” (o digno, léase aquel que facilita cómodamente el vivir) como vehículo fundamental y central de reflexión, innovación y actuación para alcanzar ese impacto positivo sobre las personas y la sociedad que muchos, todos anhelamos.
  • La OIT se enfrenta permanentememte ante la voz (e incluso el intrusismo) de otras organizaciones o foros, como el FMI, el G20 o Davos, que habitualmente hablan de “trabajo” (incluso entrando en detalles absurdos), que cuentan con la complicidad de los medios de comunicación y/o que disfrutan de mecanismos estatutarios de influencia política (como el art. 4 del FMI, del que carece la OIT, que demanda un informe anual por país del que emanan muchas políticas)
  • La conveniencia de actualizar la conversación y evitar que sólo se escuche la voz del dinero financiero para no provocar un debate de calle en el que aparezca la voz de los trabajadores en forma de manifestaciones y conflicto social y que puede resultar en procesos de cambio mucho más traumáticos (y como muestra, ahí están las 200 persoas que perdieron la vida en el movimiento social de trabajadores durante la transición española)

Sobre cómo facilitar el avance

  • Crear una conversación abierta y exploratoria entre partidos políticos y agentes sociales (empresarios y trabajadores), sin objetivos pre-establecidos ni marco de diálogo pre-definido, para entender diferencias de puntos de vista desde las que empezar a trabajar;
  • Buscar una aproximación desde el corazón, aflorando la compasión, y evitar caer en los debates habituales de la mente que con probabilidad nos conducirán a una confrontación de ideologías, la mayorías basadas en el siglo XIX y que poco pueden aportar en los albores del siglo XXI;
  • Sentar a conversar a agentes legítimos y representativos que respondan a procesos democráticos (como la OCDE y los Sindicatos) y no caer en falsas representaciones (como el Consejo de la Competitividad);
  • Avanzar y crear opinión entre los empresarios, aparentemente faltos de propuestas respecto al futuro del trabajo, y ahondar en modelos de organización evolucionados que evitan la resistencia desde el inmovilismo. Es muy importante reconocer desde el principio que cualquier conversación sobre el futuro del trabajo, el contenido, debe incluir el futuro de la empresa, el contenedor. Obviar la empresa como organización del trabajo es medio hablar, por no decir mal hablar. Propuestas como la Teoría U del MIT o Reinventando Organizaciones de Frederic Laroux son más necesarias que nunca.
  • Involucrar a la Universidad con el objetivo de que aflore el conocimiento latente y participe, de manera activa, en la vertebración de esa conversación tan necesaria que nos conduzca hacia un entorno económico y social nuevo y mejorado
  • La iniciativa reciente de la OIT en España, celebrada el pasado marzo de 2017 (ver CONFERENCIA NACIONAL TRIPARTITA: “EL FUTURO DEL TRABAJO QUE QUEREMOS”), abrió un camino de conversación sobre el que profundizar, ya que la petición de aportaciones al mundo universitario y social resultó en más de 30 documentos diferentes con propuestas y reflexiones tan diversas como elaboradas. Como siguiente paso, se contempla crear una plataforma digital permanente que permita aflorar propuestas, cruzar iniciativas y promover el diálogo

Sobre aspectos centrales que deben revisarse al hablar del FUTURO DEL TRABAJO

  • El sistema fiscal.- Un sistema fiscal que graba la conversión de actividad en empleo con un 30% y que no graba la conversión de actividad en máquinas es perverso e insostenible, aunque dejar que funcione tal que círculo perverso puede servir para evidenciar el problema, eso sí, a base de acelerarlo y engordarlo
  • El sistema de protección social.- La RBU como nuevo mecanismo de protección social por defecto, algo que cada vez está más presente en bocas que generan sorpresa (como Bill Gates u otras personalidades empresariales norteamericanas) y que responde al reconocimiento de que la no actuación nos conducirá probablemente al enfrentamiento social
  • El concepto de “puesto de trabajo”.- La virtualización creciente del “puesto de trabajo” (entendido como eje vertebrador de derechos y obligaciones) requiere poner atención en aquellos aspectos que son manifiestamente limitativos y que han quedado claramente obsoletos para algunos colectivos (como los free-lance o “la clase creativa“, que caen en un vacío legal casi absoluto y que el sistema laboral recoje como autónomos)
  • El sistema educativo.- La secuencialidad estudio>trabajo ha evolucionado hacia estudio>trabajo>estudio>trabajo… e incluso hacia situaciones de donde se entiende que estudioYtrabajo es parte de la actividad cotidiana, como bien podemos reconocer en los “movimientos lean” que reconocen el aprendizaje como parte central de la actividad

Sobre los nuevos movimientos económicos que buscar facilitar el cambio

  • Reconocimiento compartido de la conveniencia de profundizar y amplificar las propuestas de la Economía del Bien Común
  • La grandeza de una “economía colaborativa” renombrada y actualizada como movimiento que reconoce centralmente la tecnología como habilitador de alternativas económicas, especialmente para acercar cuantitativamente y cualitativamente oferta y demanda y evitar las capacidades e inventarios aberrantemente e ineficientemente ociosos (como ejemplo, los coches). Destaco la conveniencia de “renombrar y actualizar” (quizás hacia gig economy) para trascender el rechazo frontal que en los abusos y aberraciones de plataformas como Uber provoca en colectivos clave (como los trabajadores)
  • #lovetopía como escenario de futuro hacia el que avanzar desde el sincronismo de nuevos modelos económicos con aproximaciones parciales que, juntos, construyen un todo inspirador y cercano

Como anécdota de despedida, comparto con tanta humildad como orgullo mi sentir de que Joaquín es un #lovetopiano convencido, desde hace décadas incluso, un hombre sabio de mente y corazón, comprometido incondicionalmente (desde la experiencia, el activismo y la actividad profesional) con el medio ambiente y con las personas, bien ocupado en facilitar un mundo mejor y más hermoso y con quien anhelo, así de mucho he disfrutado hoy de nuestra conversación, nuevos momentos y nuevas colaboraciones. ¡Gracias por todo, Joaquín! Ojalá las razones del corazón nos conduzcan a buen puerto.

Etiquetas: clase creativa, corazón, empresario, innovación, lovetopía, nuevo trabajo, RBU, renta básica

2 Comentarios

javier Goikoetxea  on junio 23rd, 2017

Comparto tu ilusión y esperanza querido Carlos, después de lo leído.
Ojalá seamos tres y más en la próxima que bien pudiera ser en Lovetopia
Salud y Bien Común!!!

Marc  on junio 23rd, 2017

Carlos, gracias por compartir tu vivencia de ese encuentro. En mi pequeña experiencia, la OIT ha estado presente como una especie de “sputnik”, orbitando a cierta distancia de mi ruta por la vida. Primero fue a finales de los ’90, cuando estaba como profesor por tierras paraguayas… un primer round, para conocer y comprender los excesos y los problemas de un modelo de desarrollo pasado de vueltas. Las reivindicaciones de los colectivos campesinos con los que trabajé tenían precisamente alusiones a normativa de la OIT. Luego vino el MST (Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra), después trabajando con Democracy Now! analizando noticias a destajo, pude constatar esa alusión indirecta al marco normativo de la OIT. Hasta llegar en 2010 a la Amazonía peruana, donde el inicio de la matanza de Bagua fue el incumplimiento reiterado del gobierno peruano del convenio 169 de la OIT (derecho a consulta previa). Son partes necesarias, un marco normativo -convenios en este caso- para demarcar los límites. Feliz latido amigo.

Comentar

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
show
 
close